lunes, 10 de marzo de 2014

Oda a AAO

Hoy retomé una vieja (mala) costumbre... instalar sistemas operativos.
No fue una gran cosa, pero ayer me acosté pensando en hacer funcionar una máquina desde una tarjeta SD de 1g... y la explicación es la siguiente...
Lo que también es un homenaje a mi Acer Aspire One.

Todo comienza el año 2008.
Después de haber tenido mi primer computador 100% mio el año 2006, cuando entré (por segunda vez) a la Universidad, el año 2008 tuve por primera vez un notebook.
Para mí era algo dificil de creer, y no recuerdo si alguna vez lo saqué de la casa o no.

Pero todo eso terminó cuando entraron a robar a la casa.
Y el maravilloso notebook con Windows Vista se convirtió solamente en un recuerdo.
Pasaron casi 3 meses en que estuve ocupando computadores ajenos, incluso viviendo en distintas casas para poder ocupar un computador.
Ni siquiera tengo idea de qué hacia en mi tiempo libre en ese entonces.

Pero era una necesidad, tenía que comprar un computador.
La opción fue un Netbook, que empezaban a aparecer en el mercado.

Recuerdo el día que lo fuimos a comprar... Recuerdo haberlo mirado, y recuerdo el precio: 270 mil pesos, en oferta, ya que el precio original era de 300.
Bastante caro, incluso el Notebook anterior había salido más barato por haber sido comprado en EEUU.

Desde fines del 2008 ese fiel netbook me acompañó.
Con quienes me decían "¿como ocupas esa pantalla tan chica?", pero su uso para mí era tan natural que no me lo parecía para nada.
Vi series completas en él. Dr. House, de principio a fin fue vista en esa pantalla.

La mayor parte de mi carrera universitaria fue llevada a cabo en él.
El estudio para mi examen de licenciatura y de grado, mis dos prácticas profesionales...

Con el pasar del tiempo, pude llevar a cabo una de las fantasías que tenía desde el año 2000: Instalar linux.
Todo lo que sé de Linux es gracias a todos los experimentos que llevé a cabo en ese computador.
Probablemente toda mi habilidad para formatear computadores y arreglarlos, viene de todo lo que jugué con ese netbook.

Cuando llegó el StarCraft2... lógicamente no pude correrlo desde ese netbook.
Podría decirse que era la única cosa en la que no había podido apoyarme, porque estaba fuera de sus posibilidades.

Recién el año 2013, gracias a un amigo, obtuve un pc en el que jugar SC2.
El día que compré el juego, fue un día glorioso...
Poder comprarlo en forma virtual, y que desde Battle.net aceptaran redcompra lo hizo maravilloso. Era un salto cualitativo importante desde cuando se pirateaba el juego, y desde el cdkey que servía para poder jugar en Battlenet.
Sin embargo, al corto tiempo, el computador empezó a tener problemas y finalmente no prendió más.

Así que nuevamente fuimos sólo yo y AAO.
Un profesor, me dijo que debería cambiar el computador.
Y yo le dije que hasta el momento no me había dado problemas.

Pocos días después de eso, limpiando el teclado con alcohol gel, parece que un poco cayó entre las teclas.
Y dejaron de funcionar varias teclas.
Empecé a buscar el respuesto, pero el teclado valía sobre 20 mil pesos... ridículo.
Desarmé el mismo teclado del netbook, era la primera vez que me metía no sólo con el software, sino con el Hardware.

Finalmente, compré un teclado pequeño (que no tenia los números al lado), y empecé a andar con él junto con el netbook.
Algunas personas se reían de lo ridiculo de la escena. En el Magister me dijeron que iban a hacer una colecta.

Pero incluso así, el netbook firme junto al pueblo.
Pero ciertamente, dado que ya tenía casi 5 años, habría que pensar en renovarlo.
Así que finalmente, compré otro computador. Que es el doble del netbook en prácticamente todos los ámbitos...
Procesador, RAM, pantalla...
¿Corre el Sc2?, sí, pero lo corre bastante mal.

Sin embargo, todo este tiempo estuve viendo qué era lo que fallaba en el computador del SC2 (que era a final de cuentas, su única función).
Y el AAO estaba sin ser utilizado... le pasé la batería (que era una de 6 celdas ya que la original de 3 había muerto), y junto con el cargador, se los di a mi polola (que también tenía un AAO).
Y metiendome una vez más con el hardware, abrí el netbook...

Y donó su disco duro al computador del SC2.
Y milagrosamente, volvió a funcionar bien (después de varios ajustes).

Por lo que, incluso en su muerte, fue un héroe.
Después de todos los años que me acompañó, hoy en día, parte de él SIGUE funcionando para estar conmigo (y no en forma metafórica).

Bueno, a propósito de Starcraft, hoy me apareció esta noticia (que es bastante vieja por lo demás), acerca de la adicción al Starcraft en Korea (la noticia es tan vieja que se refiere al SC1, no al SC2).


Hoy un amigo me llamó por teléfono y me preguntó por qué estaba desaparecido.
A lo cual le respondí que he estado juntado Starcraft...
Suena a una respuesta falsa, sin embargo es la verdad.

¿Estaré deprimido?, en general no siento que esté deprimido, aunque los pensamientos recurrentes con angustia acerca de la muerte sí son una realidad.
Pero lo cierto es que hay varios factores que influyen en que esté deprimido.
Uno es que el tema cesantia me tiene muy aretado económicamente.
Ho estaba antojado de comerme una hamburgesa... la Steakhouse del BK me hace unos tremendos ojitos.
Pero en mi billetera hay mil pesos.

Y si bien el plástico soporta todo, no puedo gastarme 5 (ni 4, ni 3...) lucas en una hamburguesa.
De hecho, mañana quedé de juntarme a almorzar con unos profesores... y así como "almorzar", es algo que no puedo costearme... así que con cuea me tomaré un café.

Entonces, por un lado, estar desaparecido tiene que ver con que no puedo gastar plata... y lamentablemente salir y juntarme con alguien implica plata en el viaje, e implica gastar plata en tomar/comer/hacer cualquier cosa.
Por otro lado, dada la situación, tampoco tengo muchas ganas de ver a nadie...
Es frustrante, porque mi polola (quien se sabe machista) me ha invitado últimamente las salidas...
No quiero tener que estar contando todo esto y "dando pena", y por otro lado, no estoy muy interesado en saber de las vidas de otros por el contraste con la mia.
 
Por lo que técnicamente, no estoy adicto al Starcraft, sino que es algo que me da reto y satisfacción.
No gano plata por ninguna de las otras cosas que hago, así que es igual de útil/inutil.
Si me planteara que la felicidad es lo "más importante", y no teniendo muchas más opciones...

Ahora, lo problemático es que cuando tengo los pensamientos angustiosos sobre la muerte, pienso en quesento que no he logrado nada.
Claro, en su momento fue un logro terminar la universidad, o ingresar al magister...

Pero lo cierto es que tengo el cartón (que ni siquiera está enmarcado, sino que está tirado adentro de un sobre en la casa de mis viejos)....
Terminé un diplomado en hipnosis, y dentro de poco también tendré un magister.
¿Y para qué?, ¿Para terminar sirviendo café en un starbucks?...

Actualmente debido al magister ni siquiera puedo postular a pegas de tiempo completo.
Pero sin contar eso, mando curriculums y nada... ni siquiera respuestas de recibido.
Y es frustrante.

Por un lado puedo decir "Bueno, la cosa es así".
Pero la gente que me cuestiona, para ayudarme, me hace pensar si no estoy cagado.
Que realmente tengo un problema de interacción con las personas.
Y si uno lo rastrea, es un problema presente en mi papá, en mi mamá, y en mis hermanos.

Y por eso mi capacidad de encontrar trabajos o de mantenerlos...
Y si SIEMPRE va a ser así, y esto nunca va a cambiar...
Cosa que no hace más que angustiarme más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario