miércoles, 26 de marzo de 2014

Heidegger y Starcraft

G: ¿Cómo va?, hace tiempo que no te veía.
L: Bien... sí, he estado un poco enclaustrado.
G: ¿Por qué?, ¿Qué onda?
L: Nada especial, la cesantía ha hecho que a lo único que me dedique es jugar Starcraft... ¿y tú?
G: Bueno, la cesantía también me tiene enclaustrado, en algo que no sé si es mejor o peor que el starcraft.
L: ¿Y qué sería eso?
G: Estoy pegado leyendo Ser y Tiempo.
L: ¿Ser y tiempo?, ¿Y qué esperas encontrar leyendo al chanta de Heidegger?
G: Pta, la verdad es que más que lo que pareciera... siempre había avanzado poco en el libro, sobre todo en el huevón llenandose la boca con el ente, el ser, lo óntico-ontológico y todas esas huevadas...
L: ¿Pero?...
G: Pero resulta que avanzando en el libro me encontré con que tiene postulados interesantes, por ejemplo, acerca de cómo la postura Cartesiana mete en el solipsismo, y que se necesita una nueva postura para salir de ahí.
L: Cuático... ¿y lo logra?
G: En cierta forma sí. Claro que en el fondo, cada vez que hace un postulado bueno, es un apriori. No está tan bien justificado, la weá es así porque es así.
L: Pero eso te gusta, ¿no?, ¿la axiología y los principios básicos de un sistema?...
G: Sí pos, pero el problema es que siento que debería haber fundamentos incluso a ellos.
L: Pero bien igual... ¿no?
G: Pta, no tanto. Porque en el tiempo en que estoy leyendo huevadas, no estoy leyendo cosas que me puedan ser útiles para la tesis.
L: ¿Y Heidegger no te sirve para la tesis?
G: No sé, tengo que juntarme a verlo con mi guía de tesis. Pero no creo... por último habría post-heideggerianos. Igual ahora entiendo por qué le dan tanta pelota a Heidegger... hizo como un reboot de la filosofía, y la hizo bien. De hecho me he sentido super incongruente leyéndolo, y para peor, que me entretenga... porque me cuesta mantener la postura de que el huevón es chanta.
L: Mil millones de moscas no pueden estar equivocadas... coma caca.
G: Sí, más o menos esa es la sensación. ¿Y tú?, ¿estás sólo dedicado al starcraft?
L: Sí, mayormente. Igual es paja, estoy pegado en la liga de plata.
G: ¿Son 3?
L: No... son 7.
G: ¿Y cual es plata?
L: La segunda.
G: Eris bien malo entonces... ¿no?
L: Pta, no tanto. Igual es dificil subir de liga. Mira, son: Bronce, Plata, Oro, Platino, Diamante, Master y GrandMaster. Los grandmaster sólo son 200 por región (las regiones son 4 creo, son por continente).
Para subir de liga, tienes que tener un winrate en que tengas muchas más victorias que derrotas... si tienes más o menos 50/50 el juego considera que estás en la liga "correcta".
G: ¿Y tú como vas con tu winrate?
L: Es variable... esta semana por ejemplo tuve rachas, gané 5 partidas seguidas, y después apareció un oro que ME VOLÓ LA RAJA, y después perdí las 4 siguientes.
G: 50/50 pos.
L: Sí... hoy día de hecho me salió un diamante y también me voló la raja. Cuando estás con posibilidades de subir te tiran jugadores de ligas más altas.
G: Igual bien... pero, ¿No has pensado en buscar trabajo?
L: Sí, jugador profesional de starcraft acá en Chile no da mucho... de hecho, uno de los pocos torneos que tenian plata acá lo cerraron. Por eso los profesionales chilenos están en otros paises jugando. Korea es la meca de eso.
G: ¿Te vas a ir a Korea entonces?
L: No pos, si ya caché que soy malo para la huevada.
G: Bueno, ¿y buscar trabajo?
L: Pta, no me ha salido nada... he tirado hartos curriculums, pero no me contestan ni una mierda.
G: Know that feeling, bro. Yo le decía a un profe el otro día que voy a tirar curriculum en el Starbucks, y pensaba que lo decía hueviando. Pero igual me contestó que no puedo hacer eso...
L: O sea, igual complejo si fuera a tomar un café y mi psicólogo está detrás de la barra... como que le perdería todo respeto.
G: Exacto, y por eso estoy en una situación imposible. Prontamente seré un cesante MÁS ilustrado, con un magister.
L: Quizás es mejor no preocuparse. Yo por eso juego Starcraft pos, ¿Qué más voy a hacer?, ¿Gano algo con angustiarme?
G: ¡Pero le haces el quite a la realidad pos!
L: No necesariamente, mando los curriculums y converso con cada persona que puedo para ver si alguien sabe algo. Estoy inscrito en bolsas de trabajo y veo ofertas todos los días. Pero si ya hago eso, ¿de qué chucha me sirve estar angustiado todo el día con que estoy cesante?
G: ¿Hacer algo práctico?
L: ¿Cómo qué?, ¿Leer Ser y Tiempo?
G: ...
L: Piénsalo así. Tú estás leyendo el libro porque te brinda placer, te hace sentir bien. Estás entretenido con el libro. El libro se ha convertido en un fin en sí mismo.
G: O sea, pero igual lo pienso ocupar... de hecho retomé la idea de hacer el doctorado...
L: Ya, pero sígueme la idea. El libro en ESTE momento no te sirve para nada. Sin embargo, te agarró y te hace sentir bien leerlo, ¿Cierto?
G: Cierto.
L: Siempre con toda la huevada de la filosofía, te has puesto en la teleológica y la deontológica. Pero lo cierto es que si te centraras en hacer que tu vida fuera agradable, no harías eso. Un amigo me contó la otra vez que cuando le detectaron una enfermedad, que no eran úlceras, cachó que si se hacía problemas por las cosas se iba a morir. Tenía que aprender a relajarse y a tomar las cosas a la ligera.
G: Entiendo, pero no comparto. Hay algo que creo que es más importante que la felicidad, y es la congruencia. Sentir que estoy siendo auténtico conmigo mismo. Creo que la "felicidad" es un concepto sobrevalorado y que se ocupa como concepto económico. Todos los productos te "venden" felicidad.
L: ¿Y ser infeliz te hace ser auténtico?
G: No, no es eso. Pero siento que no cuestionarme las cosas, siento que no llevar los razonamientos hasta el final es arrancar.
L: Pero es que no es que no lo lleves hasta el final. Es que no sabes enfrentarte al final, no sabes cuando parar en los axiomas. Y no te das cuenta que la vida misma es una situación imposible.
G: Eso ya parece más algo que diría yo.
L: Mira, en Alicia... no sé si en el país de las maravillas o a través del espejo, están las meriendaposas. No sé cómo se llamarían en inglés. Son unas mariposas que sus alas son de pan de molde, y sus cabezas son terrones de azucar.
G: ¿Ya?
L: Y resulta que las meriendaposas se alimentan de té con crema. Pero están ante un dilema terrible... puesto que si encuentran su alimento, al beberlo se les disuelve la cabeza. Pero si no lo encuentran, se mueren de hambre.
G: Me hace pensar más en lo que postée en facebook la otra vez, parafraseando a Schopenhauer, de que la vida es un "péndulo entre la cesantía y el trabajo que odias".
L: Puede ser, el punto es que la Meriendaposa está cagada. Se va a morir sí o sí... y te tengo noticias compadre, tú también.
G: No shit, sherlock.
L: Sí pos, pero vives preocupándote como si no te fueras a morir. Eres ateo y tienes armados problemas como para preocuparte después de muerto.
G: Esto me recuerda esa oración que era como "Señor, dame fuerza para cambiar las cosas que puedo cambiar, tranquilidad para aceptar las que no puedo cambiar, y sabiduría para discernir entre las unas y las otras".
L: Sí, el tema del control es importante en este asunto...
G: Los estóicos escriben harto sobre eso. Piensa que Epicteto era un esclavo, y buscaba la felicidad en lo que era libre.
L: Los budistas también hinchan harto con la libertad, pero como decía una historia por ahí. "Maestro, ¿Cómo alcanzo la liberación?. Y el maestro contestó: ¿Quién te ata?".
G: Típico que eso se ocupa para el discurso de "no hay de qué liberarse".
L: Quizás el enfasis tengas que ponerlo en el "QUIÉN". Quizás deberías ser el psicólogo super sistémico que eres, y cachar en relación con quién tienes que darle explicaciones y no poder disfrutar.
G: Tengo mis candidatos...
L: Pero quizás eso te lleve a armar más teorías al respecto y no liberarte de eso. Deberías encontrar algo que hacer que te distraiga.
¿No has pensado en jugar starcraft?

No hay comentarios:

Publicar un comentario