sábado, 20 de julio de 2013

Hombres Toxicos

Hoy en nuestra sección "Libros de mierda", trataremos el libro "Los hombres tóxicos".
Ayer estuve en una librería hegemónica, no recuerdo si la feria chilena del libro o la antártica, en el Costanera Center; y vi cómo habian varios libros, pero dos títulos me llamaron principalmente la atención.

El primero sóo lo mencionaré, ya que no estaba abierto, pero el título es bastante decidor: "¿Qué tiene ella que no tenga yo?, las claves para ser mejor que la amante de su marido". (SIN COMENTARIOS).

Pero el otro libro que apareció fue "Los hombres tóxicos" y me llamó la atención. Así que me acerqué con curiosidad a hojearlo.
¿Podría un libro con este título ser bueno?... quizás. Quizás sería más justo llamarlo "Relaciones tóxicas", pero es muy probable que todos en algún momento nos hayamos encontrado en una relación tóxica, siendo ahí la decisión de si seguir en ella o si terminarla.

Pero lejos de un libro productivo, me encontré con una mierda de libro.

"Para todas las mujeres que han derramado lágrimas o han sufrido porque un hombre tóxico les ha roto el corazón, algún hueso o incluso el alma. Vustras voces han sido escuchadas y nunca más volverán a ser silenciadas. Después de leer estas páginas os sentiréis iluminadas y poderosas para siempre".

Ya esta dedicatoria me parece sospechosa.
Cuestiono en primer lugar el "derramado lágrimas". En primer lugar por aquella frase de un stand-up de Nathalie Nicloux que decía "Mujer sin argumentos, mujer que llora". Y en segundo lugar, por el mismo testimonio de mujeres que me han dicho explícitamente que cuando lloran con la pareja es algo funcional, consciente y premeditado. Para obtener una reacción, porque saben que para un hombre es dificil mantenerse duro ante una mujer llorando.
Ahora bien, "Que han sufrido porque un hombre tóxico les ha roto el corazón". Eso está interesante. En primer lugar por el concepto de "sufrimiento", podríamos pensar el sufrimiento de varias maneras:
1. El sufrimiento en términos casi budistas, la muerte, la enfermedad, la pérdida es sufrimiento, y es algo que puede ser superado. Desde esta mirada, es bastante válido.
2. El sufrimiento como diferenciado de "dolor", es decir que el sufrimiento es la parte en que uno "decide" mantenerse pegado en un tema. El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es una decision.
3. El sufrimiento como parte constitutiva del amor.

Como se puede ver, aparece el concepto de "Les ha roto el corazón".
Pareciera interesante pensar que este libro fue escrito en inglés, en que el concepto de "Break a heart" tiene un doble sentido, por un lado tiene el sentido de hacer a una persona sufrir por amor, pero por otro lado, tiene el sentido de "Enamorar". Un "Rompecorazones" no es sólo el hombre que hace sufrir, sino que el hombre que enamora con sólo su presencia.

Este juego lingüistico plantea una situación más grande, que es el vínculo indisoluble entre amor y sufrimiento.
He tratado este tema ya en MÚLTIPLES ocasiones, en general bajoo dos aleros: El concepto de goce en Lacan, y la visión del amor de Sacher-Masoch.
Para no alargarme demasiado: ponga la FM2 o ponga una teleserie, vea cuanto del discurso tiene que ver con "Felicidad" y cuando con sufrimiento.
Y esto a mí, personalmente, no me parece mal. Creo que justamente el amor tiene que ver con sufrir, si no tiene sufrimiento, no es amor sino negocio.

Leyendo la introducción, me encuentro sorpresivamente con que la autora, en 1995 ESCRIBIÓ "relaciones tóxicas". Supuestamente un bestseeller y bla bla bla. Por ende, este es para producir más plata diciendo lo mismo. Seguramente una inspiración para Pilar Sordo.

Entonces, ¿Qué es un hombre tóxico?, es aquel hombre que:

1. te provoca emociones negativas.
2. Se porta mal contigo o no te trata bien
3. Te hace sentir mal contigo misma, lo que afecta tu comportamiento y tu autoestima.

"Si estás pensando en algún hombre que te provoca una o más de estas reacciones, estás ante un hombre que es tóxico para tí".

A mi parecer, esto ya tiene de entrada tres problemas.
En primer lugar (y que va a ser la columna vertebral de mi crítica), el sesgo de confirmación.
¿Puede el lector (o mejor dicho, la lectora) NO PENSAR en un hombre que haya hecho pasar por esto en su vida?

Es imposible, porque aunque usted haya vivido en un mundo de fantasía con puros principes azules, toda su vida, el que PEOR la haya tratado, o el que PEOR la haya hecho sentir, ESE será el tóxico.

El segundo problema tiene que ver con la propia responsabilidad.
Aquí aparece que un Otro me produce emociones negativas, un otro me trata mal, un otro me hace sentir mal, otro afecta mi comportamiento, otro afecta mi autoestima. OTRO.
¿Y tú?, ¿Dónde tú te hiciste responsable de tus emociones?, ¿De tus comportamientos?....
Aparece la persona como una víctima de las circunstancias, que nunca decidió nada.
El hombre tóxico decidió dañarme, yo no decidí nada.

Incluso podemos llevar eso más allá.
Porque podria pasar que ese hombre no ha hecho nada para dañarla o para tratarla mal, pero ella lo interpreta así.
Ej: Él está ocupado en el trabajo y ella lo llama por teléfono. Él le corta, le contesta diciéndole que no puede hablar ahora. Cosa que es interpretada como "No le importo". Un caso caricaturizado, pero que puede extrapolarse amuchas otras situaciones cotidianas.

Y en último lugar, pero no menos importante, es la necesidad de que tenga esa persona la importancia.
Es muy probable que una persona que te hace sentir mal, o que afecta tu comportamiento en forma negativa, es también una persona que te hace sentir bien o afectarte en forma positiva. "Del amor al odio un paso", porque esa persona tiene una importancia para mí.
Por lo que si te cierras a que una persona pueda importarte, es justamente cuando te cierras a la posibilidad de sentirte feliz en una relacion.

Pareciera ser que este libro tiene a la base una visión infantil que postula que las relaciones (de pareja y humanas) son, y tienen que ser, felices positivas, y que cuando no lo son, no deben existir. Conclusión que en el mundo real sólo lleva a la misantropía y el aislamiento, porque los seres humanos somos imperfectos.

Luego aparece un listado de más o menos 100 preguntas que debes hacerte para ver si un hombre es tóxico.
Ahora bien, si tomamos algunas de estas preguntas (que están en desorden) y las agrupamos de cierta manera, podemos encontrar esto.

a. ¿Normalmente se queda muy callado cuando está disgustado?
b. ¿Es muy dificil conseguir que se abra?
c. ¿A menudo maquilla la verdad?
d. ¿Hace comentarios sarcásticos?
e. ¿Critica a amigos o familiares?
f. ¿Te habla a menudo con un tono hostil o agresivo?
g. ¿Comparte asuntos personales con amigos, familiares o incluso extraños?

Remito al principio sistémico de la "Imposibilidad de no comunicar". Es decir, si uno dice algo, está comunicando.
Pero si no dice nada, también está comunicando algo con ese silencio.

Entonces, si se fijan aquí se puede ver las opciones ante un problema de pareja.
El hombre se puede quedar callado, para no afectar a su pareja, prefiere no discutir (a y b).
Ocupa mecanismos para quitarle valor al asunto (c) o enfocarlo de una manera elaborada (d)
Habla del asunto contigo, ya sea contigo o con otros (e, f y g).

Es decir, si habla o si no habla, es un hombre tóxico.
Si no habla de los temas complicados, es un hombre tóxico. Si habla de los problemas, es un hombre tóxico.

Algunas otras lumbreras:

¿Alguna vez ha demostrado que eres su prioridad principal desde un primer momento o tiene que sopesarlo?
¿Llega tarde a menudo o hay  ausencias injustificadas que pueden indicar que lleva una doble vida?

O sea, el hombre tiene que justificarse ante la pareja sobre dónde está siempre y en todo momento, y tiene que ser la prioridad número uno de su vida. Cosa que toda persona que ha estado en una relación sabe que es imposible. INCLUSO si desea hacerlo.

¿Tiene problemas financieros y te pide dinero con frecuencia?
¿Alguna vez gasta dinero en ti o te compra regalos?

El hombre debe tener una solvencia económica y ser el macho proveedor. Si no lo hace, ni siquiera pensemos que pasa por una mala situación económicaa, recordemos que ES un hombre tóxico.

Como dijera Chris Rock en un stand-up:
"Si pierdes tu empleo, vas a perder a tu mujer. Cuando pierdes tu empleo tu mujer dice: 'no importa, podremos pasar por esto, podemos deshacernos de las cosas innecesarias', cuando habla de las cosas innecesarias, está hablando de TI".


Pero lo interesante, es que después de nombrarte 100 cosas que tendría un hombre tóxico, se tira esta frase para el Bronce:
Si has respondido afirmativamente a ALGUNA de estas preguntas, tienes en tu vida a un hombre tóxico.

Es decir, BASTA CON UNA para que el hombre sea tóxico.
¿Les cabe alguna duda de que TODOS los hombres caben en esta categoría?, tal como mostré con lo del hombre que habla o no habla. Están TODAS las posibilidades de acción. Y eso es aún más explícito en lo que sigue.

El libro propone los 11 tipos hombre tóxico:

1. El competidor celoso.
2. El volcán pasivo-agresivo engañosamente tranquilo pero a
punto de entrar en una erupción mortal.
3. El «sabelotodo» arrogante y presuntuoso.
4. El mentiroso seductor, manipulador e infiel.
5. El obseso del control, furioso y déspota.
6. El metomentodo cizañero y traidor.
7. El víctima autodestructivo que lo ve todo negro.
8. El espantapájaros débil y sin iniciativa.
9. El narcisista egocéntrico cuyo lema es: yo, mi, a mí, conmi-
go y para mí.
10. El congelador emocional.
11. El sociopsicópata.

Elija usted, ¿Cuál es?
Yo personalmente me identifico con el 1, el 3 y el 7.

Los devuelvo a la reflexión acerca de la imposibilidad de no calzar con una de estas categorías.
El controlador es exactamente el contrario del espantapájaros sin iniciativa...
El víctima autodestructivo es la antítesis del sociópata...
El competidor celoso es el contrario del narcisista...

Aún más groseramente, el libro menciona los trastornos de personalidad descritos en el DSM-IV.
Y se tira la frase: "Puede tener un trastorno de personalidad y aún no haber sido diagnosticado".

Es decir, su hombre no sólo es tóxico e indeseable, sino que además, está clínicamente enfermo.

Quisiera hacer aquí un paralelo con el Eneagrama.
El eneagrama es una herramienta de autoconocimiento, que ha tenido buenos desarrollos en la psicología, especialmente por los desarrollos de Claudio Naranjo. Y postula 9 tipos de personalidad (sanas), y enfatiza en que NO SON FIJAS, sino que van variando en el camino de la vida, están en movimiento. Estas 9 personalidades son:


EL REFORMADOR: El tipo racional, idealista, de sólidos principios, determinado, controlado y perfeccionista
EL AYUDADOR: El tipo interpersonal, preocupado por los demás: generoso, demostrativo, complaciente y posesivo
EL TRIUNFADOR: El tipo pragmático, orientado al éxito, adaptable, sobresaliente, ambicioso
EL INDIVIDUALISTA: El tipo sensible, reservado, expresivo, dramático, ensimismado y temperamental
EL INVESTIGADOR: El tipo cerebral, penetrante, perceptivo, innovador, reservado y aislado
EL LEAL: El tipo comprometido, orientado a la seguridad, encantador, responsable, nervioso y desconfiado
EL ENTUSIASTA: El tipo activo, divertido, espontáneo, versátil, ambicioso y disperso
EL DESAFIADOR: El tipo poderoso, dominante, seguro de sí mismo, decidido, voluntarioso y retador
EL PACIFICADOR: El tipo indolente, modesto, receptivo, tranquilizador, agradable y satisfecho

¿Ve usted una relación entre los tipos de hombres tóxicos y los tipos del eneagrama?...
Creo que no es necesario que profundice más, ¿Cierto?, queda claro que todos los hombres son tóxicos.

Esto sin contar que la autora (si se le puede llamar así) dice que los hombres tóxicos no sólo aparecen en la pareja, sino en su vida social y profesional.

Luego el libro sigue con otro capítulo, de nombre muy decidor: ¿Por qué tú?
Es decir, hazte la pregunta "¿POR QUË A MÍ?..."
La pregunta de la víctima, "Yo soy una mujer buena, ¿por qué estos hombres me tocan a mí y no me toca uno de los hombres buenos?".
A lo cual yo daría dos respuestas: 1. Los pájaros se buscan según la pluma, preguntate si no eres tan buena. 2. No existe tal cosa como "el hombre bueno".

Ambas respuestas que yo considero ciertas, puesto que ese hombre "bueno" es una idealización, un hombre sin falencias que no existe.
Y por otro lado, tú tampoco eres una mujer sin falencias, aunque quieras creerlo.

Esto sin considerar lo irónico de tantas mujeres a las cuales se les muere el amor por su pareja por ser "demasiado bueno" y a ellas les gustan los "chicos malos", tema que ni siquiera he tocado: ¿No es acaso que a las mujeres les GUSTAN los hombres tóxicos?

Bueno, en el capítulo de "¿Por qué a mí?" define los "tipos de mujeres que caen en las garras de los hombres tóxicos".
¿Pueden adivinar qué tipos de mujeres caen?
Exactamente, TODAS.

¿Por qué?, porque ocupando la misma técnica que ocupó para definirir al hombre tóxico como todo el espectro de hombres, ahora define todo el espectro de mujeres: La profesional exitosa, la empleada infeliz, la desempleada, la rica y la pobre, la que viene de una familia feliz y la que viene de una familia destruída.

TODAS.

Así que... en resúmen:

Me parece que el libro tiene un discurso bastante claro: usted es una víctima y los hombres son malos, porque todas las mujeres son víctimas y todos los hombres son malos.
Me da la impresión que el formato de venta del libro está bastante bien pensado, puesto que la funcionalidad de este libro es que una mujer que necesita motivos para terminar una relación, pueda justificarse por qué hacerlo.

En ese sentido funcional, sería bastante práctico. Realmente podría ser útil para algunas mujeres que están entrampadas y no tienen de dónde sacar fuerzas para terminar una relación. Pero también se puede prestar para una mujer que diga: "Tengo derecho a ser una perra y hacer lo que quiera, porque he sido una víctima de los hombres toda mi vida".

Lo que me hace pensar en la frase: Uno de los cienco hombres con los que estoy andando me fue infiel, jamás volveré a confiar en un hombre.

Y el libro en general tiene una paradoja muy bien armada que sigue la lógica del test de inseguridad:
¿Es usted inseguro? (sí) (no).
(sí) Claramente es inseguro.
(no) ¿Y por qué necesita hacer este test de seguridad entonces?

Si anda buscando una justificación, la va a encontrar en el libro, porque está construido para eso.
Si no, no le va a dar ninguna importancia y no lo va a leer.

Por ende, el libro siempre gana, el libro siempre tiene razón.

Creo que hay que poner de manifiesto que el libro tiene ciertos supuestos acerca del amor, de las relaciones, de hombres y mujeres que no son explicitados, y que es lo que he hecho yo en este análisis. Y que una persona que lo lee no quiere hacer explícitos estos supuestos, sino que simplemente necesita una justificación a su comportamiento, y SI LO DICE UN LIBRO DEBE SER VERDAD.

Y si es un best seller, mil millones de moscas no pueden estar equivocadas, coma caca.

No crea todo lo que lee.


Evaluación:
En una escala de Mierda, le doy 8 de 10 Alexanders.

3 comentarios:

  1. Estimado Sr. León:
    Muy buen análisis del libro, me divertí un mundo leyéndolo, demuestra un humor inteligente entre otras cosas...Será por eso que amor debería escribirse con "H"?:
    La sociedad cambia y por ende las relaciones deberían configurarse bajo otros prismas y lamentablemente se siguen repitiendo viejos esquemas y se condena o se endilga el fracaso y/o la felicidad a otra persona...

    ResponderEliminar
  2. Se nota que esto lo ha escrito un hombre. No sé qué mujer te ha dicho que llora "funcionalmente"-como tú dices-,eso te lo has inventado tú. Que los hombres se compadecen ante las lágrimas...Hablas por tí? Porque esa afirmación de que las mujeres manipulamos mediante el llanto me hace pensar que tú mucho no te compadeces.
    Luego dices que uno es responsable de sus emociones. Hasta cierto punto. Todos somos humanos-aunque algunos mucho no tienen de humanos-y duele perder al ser que uno quiere. El ser humano es social,y la soledad mata.
    Una cosa es que alguien esté ocupado,y no pueda hablar, otra cosa es que te traten como a un perro, te dejen sin hablar, y por más que les supliques ,les pidas conversación para aclarar las cosas no haya ninguna respuesta. Pero en fin,se nota que esto lo ha escrito un hombre. Puntúo tu reseña: un diez sobre mierda. Qué pena que el machismo siga campando a sus anchas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro me gustó muchísimo y me sirvió para salir d una relación tóxica con un congelador emocional. Así q de mierda nada. Ojalá lo hubiera leído antes y no habría ni entrado en esa relación q sí q fue de mierda.

      Eliminar