jueves, 6 de septiembre de 2012

Carta a DrEaMs

Estimado DrEaMs:

Aunque no me decido a si ponerte estimado, querido, o DrEaMs a secas. No sé que es más cómodo para tí, ni tampoco para mí. Quiero escribirte algunas lineas, dado que creo que es necesario.
Hoy en día firmas tus cuadros como DrEaMs, pasarán varios años, y muchas personas antes de que te decidas a que te conozcan por tu propio nombre, y otros más antes de volver a tener otro pseudónimo.

Te escribo bajo la premisa de Nietzsche (sé que te gusta), del eterno retorno, y dado que no hay cambio posible, te contaré algunas cosas para que puedas vivir tu vida de la mejor forma posible.
Hoy tu crees que las mujeres son hermosas, y que merecen ser amadas y respetadas por sobre todas las cosas. No me creerías si te digo que un día vas a terminar siendo un misógino y odiando a la gran mayoría de las mujeres (aunque no a todas).
Vas a seguir buscando la redención en una mujer por muchos años, quizás el resto de tu vida. Y muchas mujeres llegarán a ser tu pareja, pero ninguna, y tristemente te repito, NINGUNA mujer va a estar dispuesta a morir por tí.
Encontrarás en el Eclesiastés que la mujer es más amarga que la muerte. Encontrarás en los clásicos griegos que una mujer (Helena) fue capaz de hacer que imperios cayeran. Pero tú seguirás buscando, y seguirás enamorándote. Aunque sepas que no quieren sentir, que no quieren entregarse, y que no les importa nada más que ellas mismas.

Vas a pasar en soledad gran parte de tu vida. Cuando encuentres amigos, cometerás errores que te los costarán, y varias veces te terminarás sintiendo traicionado al encontrar que los valorabas más de lo que ellos te valoraban a tí. Aunque en algún momento encontrarás un verdadero grupo de amigos que valen la pena, pero aún falta mucho para eso.

Perderás largo tiempo de tu vida buscando en diferentes carreras, después de que tenías claro desde un principio que la psicología es lo tuyo. Perderás energía, tiempo y dinero en una secta, con un hombre con un delirio de ser la reencarnación de Jesucristo, incluso sintiendote culpable de salir de ahi. Pero la recompensa será enorme, te darás cuenta de cómo te engañabas a tí mismo creyendo en un Dios, y empezarás a construir un sentido para tí, en la vida.

No hay nada que pueda decirte que te ahorre sufrimiento, vas a sufrir.
Sólo puedo asegurarte que no tendrás problemas con las muelas del juicio hasta los 21, y con la apendicitis hasta los 25, que son temas que te preocupan.

Tu pasión por los video juegos morirá. Lamentablemente, la única actividad que sentías que hacías por ti mismo, va a terminar por perder casi toda importancia. ¿Valdrá la pena vivir esta vida?, la gente te invitará a no pensar, te dirá "vive y no cuestiones tanto". Sin embargo, una de las cosas que harán tu vida digna de ser vivida es la belleza de pensar. Gracias al teatro encontrarás el goce estético, y empezarás a pensar que la vida puede ser vista como un acto bello.

En algún momento te empezarás a cuestionar si realmente quieres ser "feliz", o si existe tal cosa llamada "felicidad". Tomarás con agrado la cita de Victor Hugo que dice que "La melancolía es la alegría de estar triste".

En algún momento empezarás a llorar con las películas. Todo lo que te contuviste adentro de ese cine al ver el Rey León, se pagará con creces. No te contaré con cuales, para que no te pierdas la sorpresa.
Después de tantos años en que quisiste guardar cosas y grabar series, llegará el momento en que empezarás a botar todo, y despreciarás cada vez más la cantidad de cosas a tu alrededor.

Vas a perder muchas horas de tu vida dando explicaciones, explicaciones que a nadie le importan. Pero tampoco pierdas el tiempo intentando vivir tu vida por tí, es imposible. Seguirás teniendo demandas huevonas todo el tiempo, la gente no te dejará vivir tu vida. Y esas mismas personas no estarán dispuestas a entregarse.

Mándalos a la mierda, sin culpa de ningún tipo.
Tienes derecho a vivir tu propia vida.
Ejerce ese derecho.


Un abrazo grande.
León Granizo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario