viernes, 17 de agosto de 2012

#TodaMujerQuiere / Lacan Revisited

Llegó a mis manos un libro maravilloso, con un título inspirador: "Goce" (N. Braunstein). 
Ya hablé (bastante) acerca de Lacan en una entrada anterior, sin embargo, al haber leído este libro, más este Hashtag, no puedo evitar escribir al respecto.
El libro hace un ejercicio tendencioso, pero válido a mis ojos. que es hacer un segundo retorno a Freud, desde el concepto lacaniano de goce. Y ver como Freud habla desde siempre del goce, sin ponerle ese nombre.

Es tendencioso, ya que el que busca encuentra. Pero lo encontré tan bien escrito que me lo compré.
En primer lugar, se intenta definir el goce diciendo que normalmente goce y placer son sinónimos. Sin embargo, la definición psicoanalítica "Los enfrenta haciendo del goce ora un exceso intolerable del placer, ora una manifestación del cuerpo más próxima a la tensión extrema, al dolor y al sufrimiento": 

Por lo mismo, el goce no acepta definición pues el goce es del cuerpo y por el cuerpo. 
Agrego de mi cosecha aquí que, el Divino Marqués (Sade) decía que entre el placer y el dolor, prefería el dolor, ya que lo que buscaba era tener "La sensación más fuerte que pudiera sentir el cuerpo"; lo que hace mucho sentido. 

La aparición del goce en Freud aparecería por ejemplo, en el hombre de las ratas, en la "voluptuosa expresión" que el advertiría al relatar la tortura que lo aterraba. O el júblico que ve en el rostro de su nieto al jugar con el carrete de hilo (Fort-da), que simboliza la presencia a ausencia de su madre. 

Lacan saca su concepto de goce de la filosofia del derecho de Hegel (Es decir, en este momento usted está leyendo algo que parte de Lacan, Interpretado de Freud, Teñido por Hegel, Explicado por Braunstein, y relatado por mí... una pequeña cadena para acercarse al conocimiento). Y por tanto, este "goce de" está relacionado a la pertenencia subjetiva de un algo, opuesto a la noción de deseo por ausencia. 

Manténgase en mente entonces, la relación que existe entre "Gozar" y "Poseer". Término que puede verse tan sexualizado ante la forma metafórica del acto sexual como "Poseer a tal mujer".

Volviendo a Freud, este veía que los pacientes buscaban la curación, pero al mismo tiempo se aferraban a su enfermedad. Este ambivalencia está directamente ligada a ese "gusto por el sufrimiento" que podríamos llamar goce y que: "Hay goce en el nivel en que comienza a parecer el dolor, y sabemos que es sólo a ese nivel del dolor que puede experimentarse toda una dimensión del organismo de que otro modo permanece velada".

Freud mostró con ejemplos como los puestos arriba que había actos más allá del principio de placer, para Lacan, el goce del cuerpo sería eso que está más allá del principio de placer.
El principio de placer sería regulador y homeostático, mientras que este goce del cuerpo, sería un retorno incesante de excitaciones indomables, una fuerza constante que desequilibra, que sexualiza, que hace al sujeto deseante y no reflejo... no puedo evitar pensar en la idea de la "Voluntad ciega" que describe Schopenhauer. 

Las defensas psíquicas, serían entonces defensas contra este exceso de goce. Los síntomas (así como los actos errados y los chistes) serían goce encapsulado, Y la angustia, sería lo que se interpone entre el deseo y el goce. Ejemplos que se me vienen a la cabeza: El gusto por las películas de terror, la desesperación de que a uno le hagan cosquillas (ojo con el goce del cuerpo ahí,,, un exceso insoportable), la misma risa... curiosamente Braunstein pone una frase que me hace mucho sentido "la demanda implícita al relatar un chiste <dame tu risa>, la sacudida corporal que es provocada por la salida insólita y sorpresiva de una palabra extraña al discurso".

Suena bastante sexualizada la risa al leerlo así, pero... ¿No lo es acaso?...
Me pregunto qué tendrá que ver con que en comercial me dijeran "El risueño". 
¿Ir a ver a Coco Legrand es como ir a un cabaret?... 
Pero a nadie le es poco familiar la "Risita nerviosa" relacionada a lo sexual, sobre todo en la infancia "uuuuy, a tal le gusta tal", y el tema que a mí me encanta también: la vergüenza. 

Haciendo un salto grande en el texto, se llega a la conclusión de que "La palabra, venida del Otro, tendrá que ser el remedio y veneno, instrumento ambivalente que separa y devuelve el goce, pero marcándolo siempre con un minus, con una pérdida...". 

Para llegar a una frase que para mí, coronó el texto "El inconsciente es un trabajo cuya materia prima es el goce y su producto es el discurso". Blew my mind. Se relaciona así el goce con la líbido, y por ende, con la TRANSFERENCIA. 

Si bien he hablado de la transferencia múltiples veces, se explica en corto que es el traer los afectos que existían hacia alguien en el pasado, hacia alguien actual. ¿Consecuencia?, el enamoramiento es una transferencia. Y el enamoramiento está ligado al goce. 

La sexualidad, entonces, lejos de sublimarse en otras cosas, es YA una sublimación. La sexualidad es una sublimación del goce. Y así, el principio de sacrificio y de culpa referido a la sexualidad, no es CONSECUENCIA de las religiones, sin que CAUSA de ellas. 

¿Por qué la figura del catolicisimo es la figura de un hombre crucificado y sufriente?, "goce" me parece una respuesta increíblemente obvia y lógica. 

Cierro así la parte teórica de esta entrada.

Ahora entonces... #TodaMujerQuiere
Si uted leyó "La Venus de las Pieles", de Leopold von Sacher Masoch, se encontrará con el postulado de que en la relación siempre hay alguien que ama, y ese es el esclavo, mientras que existe el amo (o ama), quien no lo hace tanto.

¿Qué es lo que quiere una mujer?...

Gozar, claramente. 

Mucho se habla acerca de "Women Logic", cómo muchas mujeres en vez de hacer lo que las hace felices, parecieran elegir exactamente lo que las hace infelices. Y si uno les pregunta ¿Por qué?, no tienen ni un atisbo de respuesta de por qué lo hacen.
¿Por qué Friendzonean a quién las quiere y les gusta el que no las pesca?
Goce. 

A los hombres nos cabe el mismo razonamiento, por lo demás. 
¿Por qué el amigo que está friendzoneado sigue allí como imbecil?... ¿Es realmente porque espera tener alguna oportunidad?, ¿O es porque efectivamente él también goza de esa situación de amor imposible?

Fusaro dice en palabras un tanto prosaicas, pero muy sabias: "Tú te vas a sentir un hijo de puta, pero no te preocupes, les gustan los hijos de puta". 

En el cumpleaños de un amigo, hace ya casi un año, en la mesa se armó una conversación acerca de si a las mujeres presentes les gustaba que las... no sé como decirlo... "spankearean" en el sexo. Que les dieran "Nalgadas".

Todas afirmaron positivamente... y me sentí un imbecil de mucho tiempo sentirme orgulloso de nunca haber cacheteado a una mujer en el sexo... por considerarlo un acto de denigración, etc, etc. 
No recuerdo dónde escuché la frase de "Toda mujer quiere ser poseída por un hombre", y ante las quejas de que eso no es así, y de liberación femenina y largos etcs, a menos de que la mujer sea lesbiana (totalmente válido), espera a ese "Principe azul que la tome y se la lleve galopando", si es que se entiende a qué me refiero. 

Pero tiene que ver con ese hombre que le produzca ese goce, ese dolor y esa insatisfacción. Siempre me pregunté por qué una mujer absolutamente satisfecha sexualmente cambiaba a ese hombre por otro que la dejaba insatisfecha... 

La violencia ligada al sexo, la humillación... es así parte esencial de la sexualidad.
Nos guste o no nos guste.


Algo es claro. "Ser feliz" o  "Estar satisfecha" no es algo que #TodaMujerQuiere.
No importa que ese hombre sea económicamente rentable, que tenga los mejores oblicuos de la existencia... lo importante es que las "haga sufrir en la cuota exacta". 

Y como alguien que no quiero mencionar decía con sabiduría... "Besitos, patadas, patadas, besitos". 
Así es como puedes generar un apego delirante de parte de una persona, comprobado. 

Tan claro es, que les puedo decir que sí quieren mantener una mujer en el tiempo, no le den en el gusto en todo, no las hagan plenamente felices. Porque "se aburren". De acuerdo a toda la teoría anterior, no es tanto que se "aburran" como que les falta goce. 

Muchas mujeres les pueden confirmar la verdad de lo anterior.
E incluso pueden agregar un "Pero obvio"... aunque si les preguntan por qué es obvio... nuevamente no tendrán idea.



No hay comentarios:

Publicar un comentario