lunes, 6 de agosto de 2012

Mating 101

Siguiendo la nomenclatura gringa (y que es la nomenclatura que ahora ocupan los ramos de la UC), el curso introductorio a una materia es el 101. Primer año, curso 01.

¿Qué es mating?, creo que la traducción más acertada es "Apareamiento". "Mate" si no me equivoco significa compañero. Apareamiento debe tener (no estoy seguro) su raiz en "Pares", es decir, juntarse con los pares.

Pero lo importante es que mating tiene que ver con "Cómo se seleccionan y consiguen parejas". Tanto en animales, como en humanos (quienes a su vez, también son animales).

Pero quiero más que nada cuestionar algunos supuestos al respecto...
Pero antes, quiero irme en la personal y contar dos cosas que me pasaron hoy día que me tienen medio ahogado. Y después me voy a lo teórico.

Hoy iba caminando por el metro pedro de valdivia, y de repente vi a alguien conocido. Pero algo en mi me dijo "Esquívalo, que no te vea". Y así lo hice, pero no terminanba de caerme de dónde lo conocía. Cuando ya estaba adentro del metro me di cuenta de quién era: era uno de los amigos de mi ex, en cuya casa carreteé cuasi diariamente en el verano.
Justamente anoche pensaba "Me gustaría encontrarme con alguien conocido de ella para que viera lo bien que estoy", cumplido mi deseo, tampoco le vi mucho sentido.

Ahora, lo segundo es que estoy viendo a mi ex en todas partes. Veo niñas de 1.55, crespas y de ojos verdes EVERYWHERE. Varias veces he tenido que caminar hasta poder verles bien la cara de confirmar que NO es ella. El problema fue que hoy vi una de estas niñas en la facultad, y no PUDE desconfirmar que fuera ella... y eso me llevó a la siguiente teoría.

Ella, siendo que estudió mi misma carrera, hizo una especialidad que sólo se da en esa universidad, y no en la UC. Sin embargo, este semestre se empezó a impartir un ramo introductorio, y si no me equivoco el profesor es el mismo que fue su supervisor de práctica. Poco antes de terminar ella me contó que iba a entrar al magister, y más encima aprobó su práctica con un 6,8. Ese ramo necesitará ayudantes (como todos), ¿Y quién es mejor para ser ayudante que alguien de magister con excelentes calificaciones?.

Así que, bajo esa lógica, hace sentido que probablemente SÍ fuera ella quién vi.
Y que tarde o temprano me la encontraré de frente, y la saludaré con el alma en la mano, mientras ella tendrá una actitud de absoluta indiferencia.

O quizás simplemente son rollos míos, y no me la encontraré, y nunca volveré a verla. Tal y como pasó con otras ex.

¿Dónde está la nueva mujer que me haga olvidar a las anteriores?

Bueno, volvamos al tema que nos compete hoy: MATING.
 ¿Se puede hacer una ciencia acerca de por qué, o cómo nos emparejamos?
Pareciera que sí, ya que existen estudios al respecto.

Habrán oído acerca de que estudios dicen que los rasgos más atractivos son lo más simétricos, que en las mujeres se valoran los ojos grandes y los labios gruesos, en los hombres las mandibulas cuadradas y los hombros anchos...

Pero quiero ir más atrás en el razonamiento.
¿Por qué nos emparajemos?... ¿cumple realmente un rol de reproducción?
Puede ser, aunque eso no explicaría la homosexualidad, y la homosexualidad existe, no sólo en los seres humanos sino en el reino animal también.

¿Por qué estamos seteados para encontrar atractivas a las personas?
¿Se han puesto a pensar cómo nos relacionamos con las personas del sexo opuesto (o del sexo preferido) que vemos en la calle?

Al menos desde dónde yo lo veo, estamos permanentemente evaluando la posibilidad de apareamiento. Aunque no llegue a ser consciente (y no estoy hablando aquí de inconsciente Freudiano, sino de inconsciente cognitivo), estamos clasificando permamentemente "Bonito, feo, culiable, no-culiable", esto por un set biológico, y que no tiene NADA que ver con el que vayamos a llevar esto a un acto, o a una conversación o no, sino simplemente con una heurística para ordenar el mundo.

La pregunta es ¿Qué hay en esa mirada?
Es mirada es un juego permanente de poder, y de búsqueda de confirmación.

Por ahi leí que según Lacan, hombres y mujeres no somos complementarios. Y ese razonamiento es bastante bueno. Ambos buscamos en el otro algo que no vamos a encontrar.

Hoy una paciente me comentaba que no quiere estar en pareja.
Sin embargo, no puede evitar pasarse el rollo de que le gusta a alguien. Cosa que yo encuentro totalmente normal....

Sin ánimo de defender a los pobres hombres de las crueles mujeres, que es lo que siempre hago, quisiera mostrar cómo hay en la lógica femenina (y en la mía particular también, pero que en general no veo en muchos hombres), es la búsqueda de "Ser mirada".

Y por eso hay tanto amigo Friendzoneado, porque hay una lógica de ser deseada que no necesariamente se condice con desear de vuelta. Cosa que creo, en general un hombre encontraría ridícula. Si un hombre desea, quiere ser deseado de vuelta. O si es deseado, esperaría poder desear de vuelta.

Al parece en las mujeres no. Hay un placer en ser deseadas y poder decir que no.
Así como hay también un goce en desear al hombre que no van a poder obtener.
"Quiero un hombre que no me pesque", palabras textuales de una paciente en algún momento de la vida.

¿Por qué buscamos pareja?, en ese sentido el mítico relato del Banquete de Platón, puesto en boca de Aristófanes, de que eramos seres completos y fuimos partidos a la mitad, tiene sentido.
Pero como bien dice un dicho popular: "Si juntas dos medias naranjas, no obtienes una naranja entera, sino dos medias naranjas podridas".

Para mi es algo natural... Quizás hay demasiado Disney o Sailor Moon en mi cuerpo. Pero no concibo la vida sin una pareja, no concibo la vida sin ese juego de coqueteo eterno que vemos en todos lados, en todas las relaciones, en todas las miradas en la calle.

¿Por qué miramos a ciertas personas a los ojos y a otros no?
 ¿Por qué comprobamos cómo nos vemos en el vidrio del metro?

Sartre en su obra "A puerta Cerrada" propone que sólo nos reconocemos en la mirada del otro, y por eso es que "El infierno son los Otros". En "El Ser y la Nada" se expresa más en que si nos ponen un maniquí al frente, empezamos a actuar diferente en el momento en que nos damos cuenta de que es un maniquí y no un "otro".

Esa extraña intersubjetividad que empieza en el momento en que en nuestro desarrollo empezamos a indicar con el dedo. Porque no somos ya sólo nosotros y el objeto, sino que puedo indicar con el objeto un tercero. YO, te indico a TI, ESO (primera, segunda y tercera persona, respectivamente).

Dicen que existen las personas "asexuales", y mi pregunta es... ¿será eso cierto?
Esto no tiene que ver con intolerancia a la comunidad LGBTA... (agreguémosle a los asexuales), sino que una vida sin deseo por un otro, realmente me parece una vida marciana.

(El comentar sobre mi ex me hizo olvidar lo que originalmente quería escribir sobre el mating).

 Lo que sí sé, es que no quiero jugar el juego huevón de la conquista.
 No quiero tener que hacer todo el tira y afloja de "me gusta pero no me gusta".
Y lo peor es qué sé exactamente como es el tema... (No por nada he tenido 10 pololas).

La mujer que más enamorada ha estado de mi en toda mi vida, fue a causa de que me fuí indignado de su vida. Y la traté pésimo... porque no quería sufrir más por ella.
Cuando la volví a ver, la mina lloraba a mares (nunca me había sentido tan necesario para alguien), y tuve el mejor sexo de mi vida.

Y no quiero. Realmente no quiero.
Quiero  tener pareja, claramente.
Si bien todos sabemos que "un clavo no saca a otro clavo", el luto por mi ex ya terminó.
Sólo sale una y otra vez en el discurso porque todavía no aparece con quién llenar ese personaje en la historia.

Pero no quiero ese juego imbécil.
No quiero competir, no quiero hacer esos dominios territoriales imbéciles.
Quiero simplemente una mujer que quiera estar conmigo.

Pero yo empiezo a creer en una teoría.
Y es la teoría acerca de "qué es lo mejor a lo que podemos aspirar".

Hay por ahí un chiste antiguo en internet acerca de cómo las mujeres siempre van a querer algo más.
Era acerca de un edificio en que sólo se podía subir de piso, y al comienzo era como "hombres que golpean a sus esposas,  y no las quieren", y mejoraban cada vez más, hasta que en el cuarto piso los hombres eran perfectos. Pero quedaba un quinto piso y las mujeres subian, y ahí había un cartel que decía "Aquí ya no hay hombres, pero está comprobado que las mujeres nunca se conforman y quieren más".

Más aún, el cariñoso epíteto de "Mi peor es nada".
Mi pregunta es... ¿es así?, en ese sentido, creo que en general los hombres siempre ansían más en el plano sexual. Cuando están en pareja, les gustaría tirarse a las minas de Morandé con Compañía si tuvieran la opción, pero no les interesa tener una relación con otra mujer que no fuera la que tienen.

En cambio para el otro lado, funciona como un todo. Y se demuestra en que en general las mujeres pasan de una relación a otra. Terminan cuando ya tienen en vista hacia dónde van a dirigirse. Y para quién lo niegue, que le pegue otra vuelta a su conciencia...

Ahora bien, el tema tampoco es absoluto.
Tarde o temprano, muchas mujeres se casan. Y creo que casarse implica el proceso de decir "Este es el hombre con el que quiero estar el resto de mi vida".

Ahora, ¿por qué chucha siempre he sido YO ese lado de la relación?, probablemente por lo mismo. Porque no les doy oportunidad a ellas para que me vean así. Me entrego mucho.

Y por eso digo que no estoy dispuesto a jugar ese juego huevón.
No quiero una mujer a la que tenga que esconderle que me gusta.
No quiero una mujer que quiera que no la pesque, que espere que yo esté buscando estándares más altos.

El problema es que tampoco quiero "construir" algo.
Quiero algo que se arme sólo.

Cualquiera podría juzgar que esto es "de flojo", pero no tiene que ver con eso.
Tiene que ver con que las cosas forzadas no funcionan.
El estreñido no toma ciruelax porque sea flojo y no quiere esforzarse por hacer salir lo que lo aqueja.
Sino que simplemente no sale, y si se intenta forzar, empieza a dañar el cuerpo.
 

1 comentario:

  1. Estimado:

    Me parece interesante el análisis de niveles que haces de las relaciones interpersonales, pasando del foco introspectivo a uno intersubjetivo.

    Ahora bien, hay ciertas convicciones despojadas de dudas y solo hay un juego de preguntas y respuestas, que no salen de ese fondo, sino que solamente lo hacen confuso con la forma y las crecientes ambiguedades que expresas con el correr de los parrafos.

    Tal como esperas que las cosas se den, en vez de repetir modelos anteriores o que observas continuamente, de igual forma son las relaciones e interacciones con las personas: Se dan, construyen y en general, fluyen. Veo lo que dices respecto a la belleza, las infinitas razones pero en este caso reducidas a un punto de vista evolutivo, de acercarse al sexo opuesto. Sin embargo, en mi caso por más que no lo creas, llevo más de tres años y medio soltero, varios meses he pasado sin siquiera dar un beso y menos con sexo (y bien sabes que me va bien con las mujeres). Y eso es porque no me interesa buscar (causa) desde una carencia, en un otro y asumir que en el otro (efecto) no encontraré lo que quiero. Sino llenarme por lo que soy, en mi propia y elegida soledad y justamente, ese ímpetu de coquetería, de cortejo constante, tras-pasarlo. He tenido resultados (que espero no sean reducidas a tus premisas evolucionistas, pulsionales o cognitivas) de estar BIEN, sentirme dichoso. Ha sido un camino arduo, duro pero sin lugar a dudas, de des-cubrimiento de facetas mías y de acercarme en lo posible a mi esencia.

    Si he visto personas en un camino similar de llenarse de ellas mismas (sin caer en egocentrismos y narcisismos que llevan a idealizarse) por lo que son, de tener la dicha de estar vivos y poder encausar alguna experiencia en soledad o en compañía, ¿Quién dice que tú no puedes?

    Piensas antes, durante y después. El experimentar pareciera un torbellino de estímulos que tratas tal niño sediendo de tener certeza, agarrar unos pocos y de esos pocos, tener la tranquilidad de una explicación lógica, con orden y claridad pero que a fin de cuentas, son un desorden a la experiencia que sientes y escapa del raciocinio porque es más que las palabras lo que se vive (no nos demos la paja de una lucha de autores para llegar a esto).

    ¿Qué tan natural te muestras o "que tan libre de ser quien eres" te das, sin que por ello sea con esfuerzo, una tensión o un conflicto constante contigo o un otro? ¿Sin refugiarse en la identidad de lo intelectual, lleno de premisas llamando más premisas, y haciendo la experiencia un objeto para analizar pero tan complicado de vivir?

    Prueba llenarte de ti mismo, de que esa busqueda de pareja para sustituir una perdida (como la de tu ultima "ex") mantenga ese patrón, esa sed de sentirse querido, sin ser querido por ti mismo.


    Te quiero wn, un abrazo grande y devuélveme las dos lucas o invítame un buen café.

    ResponderEliminar