miércoles, 1 de agosto de 2012

Entrega y Corazas

Es interesante como en este momento siento que me he entregado en vano toda mi vida.
Hace algún tiempo, me juntaba con una amiga y ella me preguntaba "¿Pero tú qué estás dispuesto a entregar en una relación?", y mi respuesta inicial fue "todo".

Como "todos" saben, cuando uno dice "todo" significa "nada".
"Es como el Mentolatum, como dice que sirve para todo, no sirve para nada".
Sin embargo, si me pongo a ordenar, yo estoy dispuesto a entregarme completamente en forma emocional, que todo mi interés sea para ella.
Estoy dispuesto a entregarme económicamente, no tengo ningún problema con gastar toda la plata que gane en ella.
Estoy dispuesto a entregarme físicamente... 1313. Bueno, también, pero hablando en serio, he dejado de fumar y cambiado mis hábitos de alimentación por parejas.

Entregar todo mi tiempo, toda mi espera, toda mi comprensión...
Lo cuál, considerando que soy psicólogo clínico, es mi herramienta de trabajo y vale plata.

¿El problema? ESTÁ MAL.
Está mal estar dispuesto a entregar todo en tu vida.
Al igual que como escribí cuando ocurrió el tema de la pelirroja en el metro.
La gente "dice" encontrar linda la entrega absoluta, pero no es cierto. Encuentran lindo que lo hagan otros, pero no están dispuestos a vivirlo en carne propia.

Toda mi vida he combatido contra la idea de que está mal.
He pensado en que se "debe" andar con el corazón en la mano, y entregarse absolutamente.
Pero empiezo a considerar que el que me digan que no debo hacerlo, es sensato.

Hace algunos años, cuando finalmente me decidí a terminar una relación que estaba siendo enormemente destructiva, cuando le dije "quiero que terminemos", esa mujer me contestó "Que bueno que al fin te decidiste, te hace falta quererte un poco".

Sin entrar en detalles, ¿Es tan así?
¿Estar completamente entregado significa no quererse?

El lado absolutamente contrario está en una pareja que termina porque valora su libertad demasiado como para "amarrarse" a alguien.

Y ciertamente... ¿Tiene sentido amarrarse?
Nunca he creído que estar en una relación sea amarrarse.
Podría hipotetizar que quién siente que estar en una relación es amarrarse, lo que realmente quiere es otra cosa.

Pudiendo ser esa otra cosa no mostrarse, no entregarse, querer maraquear, o simplemente querer dedicarse a cualquier otra cosa en la vida.

Para mi estar en una relación nunca ha sido amarrarse.
Siempre ha sido la confirmación del interés por entregarse completamente a la otra persona, y que ella se entregue de la misma manera.

Y como dice Sabina "Lo que yo quiero, corazón cobarde, es que mueras por mí".

Hace algunos días un amigo, a quien le tengo bastante aprecio a pesar del poco tiempo en que lo conozco, terminó una relación. Una relación en la que llevaba 8 años.
No tengo nada que decir al respecto de lo que debería haber hecho o no hecho, pudiendo mantener una relación por tanto tiempo, mi única palabra es RESPECT.

Él, habiendo terminado y todo, estaba bastante armado.
Mucho más de lo que yo he quedado destruido por relaciones que han durado un par de meses.

Y mi punto es que las "Corazas" son buenas.
Yo me he esforzado años de mi vida por "sacarme las corazas", ¿Y para qué?
Por seguir un principio imbécil llamado "No hagas a otros lo que no quieres para ti".

Sí, la famosa "regla de oro" es una imbecilidad con patas.

Siempre que una relación terminaba, cuando volvía a ver a esa mujer, ella se comportaba de una forma totalmente indiferente. Como si NUNCA hubiera sentido nada por mí, como si nunca hubiera existido.
Eso siempre me dolió. Por lo que nunca quise hacer eso.

Nunca quise negar lo que sentía o había sentido, por seguir el principio de "botar las corazas".
Sin embargo, lo más estúpido de todo, es que sólo UNA VEZ lo hice. Y no por ella, sino que porque YO no quería volver a sufrir por esa mujer que no me quería.

¿Resultado?, una mujer llorando desconsoladamente en una plaza de cuánto me había extrañado.
Una mujer ENAMORADA, debido a la coraza.

Si hubiera armado corazas, no habría saboteado mi trabajo después de que me patearon un 28 de Mayo 2011. Porque no podía seguir sin ella...
Y eso es lo que una persona normal hace, eso es lo que "debe" hacer.
Seguir con su vida de la mejor forma que pueda. No dejar su vida botada.

Siempre pensé que las corazas me harían ser menos auténtico.
¿Pero por qué creo que la emocionalidad desatada permanentemente sí me hace ser auténtico?

Hay demasiado Romanticismo alemán en mi forma de vivir.
En que es digno morir antes que perder al ser amado.

Si usted puede ser frío, si puede separar el sexo de la emoción, si puede usar a la gente para obtener las cosas que quiere, y le da lo mismo estar solo al final del día. Hágalo. Disfrútelo.
Creo que si puedes hacerlo, es porque estás más evolucionado, y no al contrario.

E irónicamente, la televisión y los libros nos bombardean con lo maravilloso que es ser un romántico.
Es como si en la televisión en vez de dar comerciales sobre autos, tarjetas de crédito, mostrarnos la vida de los ricos famosos y la gente linda, nos mostraran gente pobre, gente con poca plata, gente infeliz, y nos incitaran a ser así, nos dijeran que es maravilloso no tener plata para comer, que es maravilloso no poder tener los servicios básicos para vivir.

Y que sentados desde su cómodo sillón de cuero, la gente dijera "me encantaría ser pobre", pero no estaría dispuesto jamás a acercarse a alguien más desfavorecido.








1 comentario:

  1. Creo que estás mezclando cosas... ser auténtico no va solamente en mostrarse emocional frente al resto...

    Tampoco el no dejar que te afecte en el resto de tu vida es negar lo que sientes. Es saber separar las cosas, es saber hacer que lo que te pase no te haga echarte a morir, sino que pueda seguir el resto de tu vida.

    La vida no es solo la pareja, por mucho que te entregues completamente, igual tienes un trabajo que es tuyo, propio; tienes TUS amigos y TU familia, además de otras cosas que son sólo tuyas, que no debes dejar de lado porque la más importante para tí, se desvanece.

    Cada cual tiene sus propios métodos para seguir adelante, puedes llamarles corazas, pero lo importante es no dejar que el resto de tu vida deje de ser importante para ti porque perdiste una parte de ella.

    ResponderEliminar