jueves, 24 de febrero de 2011

Confieso que (no) he vivido.


Hoy tuve una muy buena conversación con @GerardoSB, en que me contaba que tenía una metáfora que me definía: Alguien metido en una pieza, sin puertas ni ventanas, con luz eléctrica, leyendo libros acerca de cómo enfrentar la vida.

Me pareció una muy buena descripción de mí. Pues sí bien, no es cierta en TODOS los ámbitos de mi vida, sí lo es en otros. Tengo terror a salir de la Universidad y enfrentar el mundo laboral, tengo miedo de no podérmela, tengo miedo de no ser capaz de poder autosustentarme. Tengo miedo, miedo porque no he vivido. Se supone que ese miedo es normal, es adaptativo. Y ese miedo pasará cuando me enfrente y me dé cuenta que no es tan terrible… eso me dicen al menos mis cercanos que trabajan.

Y tengo excusas para pensar lo contrario, que mi carrera no tiene campo, que no hay pega, que necesitan gente experimentada, que me estoy haciendo viejo, etc, etc…  uno siempre tiene excusas, meras excusas, excusas y miedo.

Esa gran película llamada Fight Club tiene una escena en que menciona “Acabas de tener una near-life experience” (una experiencia cercana a la vida, en burla de las “near-death experiences”, todas esas experiencias cercanas a la muerte, el tubo de luz y todas esas cosas). Y me pregunto qué será estar vivo…

¿Es ser un bohemio y hacerse mierda estar vivo?... hoy vi una gran escena. Iba en el metro, y se subieron unos barristas de la Chile gritando y dejando la cagada en el metro, saltando y moviendo el metro. Yo venía escuchando música a todo volumen, y no escuchaba a Chris Cornell… sólo escuchaba “Que yo por el bUlla mato, que yo por el bUlla muero”… y me pregunté si estarían dispuestos a morir por su causa realmente. Y puede que sí, la gente se vuelve estúpida en masa… (Me contengo de citar “Psicología de las Masas y Análisis del Yo, Freud 1921).
El punto es que yo me puse a observar a estos monos… y me empecé a preguntar qué pasa por sus cabezas… ¿Están vivos ellos?, entonces me puse a pensar en la idea de justicia. Desde hace algún tiempo, empecé a pensar que cuando tenga hijos, una de las grandes lecciones que pienso darles es: “Hijo mío, la vida no es justa. El que hace el mal no siempre es castigado, la idea de Karma es falsa. Así que vive tu vida sin esperar justicia, si haces algo, hazlo porque quieres, no por otros ni por obtener un beneficio”.  Así que me senté a intentar sacarle lo más positivo a lo que veía, analizar algo de comportamiento. De hecho, vi algo entretenido, entre todos estos barristas, de repente se va acercando una mina normal vestida de Jeans y polera negra… va llegando, y se mete entremedio de los barristas, sonríe y se pone a cantar con ellos, a saltar y a que la manoseen…  y yo quedé: SAYWHA???

Y mirando toda esta situación, mirando la cara de miedo de la gente alrededor mío, llegamos a Baquedano, y escucho una voz como el trueno que dice “YA, BÁJENSE WEONES!!”, y aparece un gordito, bajito, pero con una voz más resonante que la chucha, con algo que no sé si era para dar la corriente o era una luma que se expandía que era más larga que una normal. Pero los huevones salieron volando aterrados, y este personaje (mi nuevo héroe, Batman es una alpargata), que yo asumo que era un carabinero vestido de civil, los sacó junto con un guardia de azul que parecía pichulotote. Si bien no hace que crea en la justicia, sí tuvo algo de justicia poética.

Pero volviendo al tema principal. Hace poco tiempo estuvo muy popularizada la linda frase de John Lennon que dice “Life is what happens to you while you`re busy making other plans” (La vida es aquello que te ocurre mientras tú estás ocupado haciendo otros planes). Y acá es donde me voy a poner más filosófico…
Yo busco estructurar, busco un orden, busco funciones que me digan cómo funciona la vida para (en un pensamiento muy científico) poder observar, analizar, comprender, predecir y actuar. Y tal como la metáfora que inició todo esto, eso no está en la vida, es intentar tener un enfoque “meta-vida”, mirarla como un observador; pero es imposible. En ese sentido, sí he estado vivo, he estado ahí. Mientras intentaba estructurar otras cosas, pero sí he vivido, muchas cosas me han pasado, y muchas otras cosas he hecho.

Sin embargo, tengo pendiente escribir un “manifiesto” acerca de la liberación de la estructura, y volverme bastante más afín a la postura de Heráclito, que la Parmenidea postura que me es natural, pero que no me hace feliz.

Y así, sigo estructurando de los textos que  ”tengo” que escribir, en vez de dejar que salgan naturalmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario